Año de la Lucha Contra la Corrupción y la Impunidad
Gestión 2019 - 2022
Menu

Festividades Religiosas:

Una de las festividades  religiosas más grandes e importantes a nivel  de  Canas,  es  la celebración del Patrón Santiago apóstol cada 25 de julio en la capital de distrito, Yanaoca; a dicha  festividad  asisten  gran  parte  de  la  población  de  las comunidades y de otros lugares fuera de la provincia, su  celebración  dura  por  el lapso de una semana, realizando ferias agropecuarias, tabladas ganaderas, concursos de corrida de toros y caballos, misas, etc. La festividad del Patrón San Hilario,  realizada cada 14 de enero en el distrito de Pampamarca se configura también en una de las festividades religiosas más grandes de la provincia, paralelamente  se realiza una feria internacional, agropecuaria, ganadera con gran asistencia de las comunidades de Canas y de otras provincias de Cusco. Otra de las festividades religiosas más importantes de la provincia es la celebración del Cruz- Velacuy o fiesta de la Cruz, realizada cada 03 de mayo por gran parte  de  las  comunidades  de  Canas

Festividades Tradicionales:

El Carnaval de Canas es una de  las festividades  más tradicionales  en  la provincia  de Canas, celebrada entre los meses de enero y febrero de cada año con la participación variopinta de las comunidades, danzando el Carnaval de Canas.

Calendario De Festividades De La Provincia De Canas
Rituales
Chiaraje:

Esta tradición de representar batallas rituales para mantener la fertilidad de la tierra, y por lo tanto, la buena cosecha, se mantiene hasta el día de hoy en un lugar ubicado, al sur del departamento de Cusco (Perú). 

Reúne a los pobladores caneños (gentilicio de los habitantes de la provincia de Canas), no como una contienda de odio; sino más bien, como actividad en el cual, se enfrentan festivamente, personas de una manera voluntaria. Casualmente, este es el agregado esencial, para diferenciar el chiaraje (así como, otras costumbres del mundo, donde interviene personas concientes y voluntariamente); de los otros tipos de actividades o costumbres, en los cuales uno o todos los intervinientes, se encuentran  en desventaja, pues son casi “obligados” a participar, muchas veces, hasta la muerte. Todo ello, sin que exista conciencia y voluntad de participación, de los mismos (verbigracia: corridas de toros, peleas de perros, peleas de gallos, etc). En el chiaraje, no se obliga a nadie; pues, los pobladores voluntariamente, deciden participar en ella.

Adicionalmente, mencionamos que desde un punto de vista antropológico, las costumbres humanas, deben ser percibidas, no solo desde la óptica externa; sino que, debemos también internarnos, para comprenderlos mejor, aunque no lleguemos a compartirlo. En otros términos, ampliemos más nuestras mentes, para así ser más tolerantes. Especialmente, cuando los participantes, son concientes de las consecuencias de su participación.